Lo que hacen tus neuronas para que no te muerdas la lengua

Parece ser una tarea biológica básica, sin embargo, la masticación requiere de una compleja interacción entre la lengua y la mandíbula. Si el acto no se coordina con precisión, el masticador podría morderse la lengua en vez de la comida…y vaya dolor.

Investigadores de la Universidad Duke han utilizado una sofisticada técnica de rastreo en ratones para mapear el circuito cerebral subyacente que mantiene a la hora de comer relativamente indolora. El estudio, que aparece en eLIFE, podría dar una visión sobre una variedad de comportamientos humanos, en especial del rechinar de los dientes durante la noche, disposición de los dientes para sonreír o para vocalizaciones complejas.

“La masticación es una actividad que se puede controlar conscientemente, pero si se deja de prestar atención, estas neuronas interconectadas en el cerebro en realidad lo hacen todo por ti”, dijo Edward Stanek IV, autor principal del estudio. “Estábamos interesados ​​en la comprensión de cómo funciona todo esto, y el primer paso era averiguar donde residen estas neuronas”.

Intentos de mapeo anteriores han producido una imagen relativamente borrosas de este centro de control de la masticación. Los investigadores saben que el movimiento de los músculos de la mandíbula y la lengua se rigen por neuronas especiales llamadas neuronas motoras y que éstas son a su vez controladas por otro conjunto de neuronas llamadas neuronas premotoras. Sin embargo, la naturaleza exacta de estas conexiones no se ha definido.

Autor principal del estudio Fan Wang, Ph.D., profesor asociado de neurobiología y miembro del Duke Institute for Brain Sciences, ha estado cartografiando los circuitos neuronales en ratones durante muchos años. Bajo su guía, Stanek utiliza una forma especial de virus de la rabia para rastrear el origen de los movimientos de masticación.

El virus de la rabia funciona de forma natural al saltar hacia atrás a través de las neuronas hasta que ha infectado a todo el cerebro de su víctima. Para este estudio, Stanek utiliza una versión genéticamente discapacitada de la rabia que sólo podía saltar de los músculos a las motoneuronas, y luego de vuelta a las neuronas premotoras. El virus también contenía un marcador fluorescente verde o rojo, lo que permitió a los investigadores ver donde aterrizaba después de que se le hizo saltar.

Stanek inyectó estos virus marcados con fluorescencia en dos músculos, el músculo geniogloso de la lengua que sobresale y el músculo masetero de la mandíbula. Encontró que un grupo de neuronas premotoras se conecta simultáneamente a las motoneuronas que regulan la apertura de la mandíbula y las que provocan la protrusión de la lengua. Del mismo modo, se encontró con otro grupo que se conecta a ambas motoneuronas que regulan el cierre de la mandíbula y los responsables de la retracción de la lengua.

Los resultados sugieren un método simple para coordinar el movimiento de la lengua y la mandíbula que normalmente mantiene a salvo de lesiones a la lengua.

“Uso de las neuronas premotora compartidas para controlar múltiples músculos puede ser una característica general del sistema motor”, dijo Stanek. “Para otros estudios sobre el resto del cerebro, es importante tener en cuenta que las neuronas individuales pueden tener efectos en múltiples áreas río abajo”.

Los investigadores están interesados ​​en el uso de su técnica para saltar aún más atrás en la cartografía del cerebro, para finalmente conocer todo el camino hasta la corteza. Pero primero planean profundizar en las conexiones entre neuronas premotoras y motoneuronas.

“Esto es sólo un pequeño paso en la comprensión del control de estos movimientos orofaciales”, dijo Stanek. “Sólo nos fijamos en dos músculos y hay por lo menos otros 10 músculos activos durante la masticación, el beber, y el hablar. Todavía hay un montón de trabajo para mirar a estos otros músculos, y sólo entonces podemos obtener una imagen completa de cómo todos funcionan como una unidad para coordinar este comportamiento “, dijo Stanek.

—-

Referencia: Monosynaptic premotor circuit tracing reveals neural substrates for oro-motor coordinationelife , 2014; 3 (0): e02511 DOI: 10.7554/eLife.02511

Tomado de: http://alexiustoday.org/post/88304368564/lo-que-hacen-tus-neuronas-para-que-no-te-muerdas-la

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s